Caravana con sombrero ajeno (3)

La situación actual de Honduras y la postura de México ante los migrantes convergen con la llegada masiva de más de 4 mil personas en caravana que llegaron a la frontera con Guatemala el pasado 19 de septiembre.

3. La caravana

La caravana partió con varios centenares de migrantes de San Pedro Sula –presuntamente coordinada por un exdiputado de oposición quien fue detenido en Guatemala- rumbo al sur de la frontera con Estados Unidos el pasado 13 de octubre, sábado. San Pedro Sula es una de las ciudades más peligrosas del mundo y la más peligrosa de Honduras, segunda de este país por su número de habitantes. Los migrantes viajaron hacia el oeste, rumbo a la capital guatemalteca, en miras de recorrer los aproximadamente 250 kilómetros que mide Guatemala a lo ancho. Llegaron unos días más tarde, donde fueron ayudados por guatemaltecos y hondureños que les obsequiaban alimentos y bebidas. Prosiguieron su marcha y el viernes 19 de septiembre, casi una semana después de su partida, llegaron a la frontera entre México y Guatemala.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, entre el 19 y el 21 de octubre poco más de mil centroamericanos ingresaron al país por la vía legal. Son solo ocho los puntos de control en el total de 573 kilómetros que dividen nuestro país del vecino del sur. Aunque la caravana del pasado fin de semana se concentró en un solo puente, resulta imposible saber cuántos más pasaron cruzando el río Suchiate o por cualquier otro punto.

No obstante el principio de no devolución, más de un centenar de migrantes fue repatriado, según aseguran las autoridades, voluntariamente. El escenario es similar al que denuncia Amnistía Internacional cuando afirma que México viola reiteradamente el principio de no devolución.

Tanto los que entraron legalmente como los que ingresaron al país con desconocimiento de las autoridades mexicanas, después de su estancia en Ciudad Hidalgo, Chiapas, fueron a Tapachula, donde estuvieron el lunes 22 de octubre. El martes 23 descansaron en Huixtla. Entre miércoles 24 y jueves 25 han salido rumbo a Pijijiapan, siempre en Chiapas. Todo el territorio nacional les separa de su destino final.

La caravana de octubre de 2018 está compuesta por civiles -en su mayoría- hondureños y parece diferir del flujo migratorio habitual¹ en cuanto a su composición demográfica. El porcentaje de mujeres, niños y ancianos que viajan en ella es considerablemente superior.

La cantidad de personas es difícil de estimar. Se habla de un número inicial que contrasta entre un par de centenas y algunos miles. Seguramente centenares más se incorporaron a su paso por Guatemala, pues los cálculos del grupo a la llegada al puente fronterizo era de unas 4 mil personas. La ONU ha llegado a mencionar la cifra de 7 mil. A la ecuación no solo hay que adicionar a quienes se integran, sino restar a los que aparentemente desistieron al llegar a México y regresaron a su país de origen. Se sabe que de manera natural varios se separarán de la columna principal a lo largo del trayecto en México, de tal manera que el número de personas que lleguen simultáneamente se vea considerablemente reducido. En cualquier escenario estamos hablando de miles de centroamericanos trasladándose a través del territorio nacional en unos cuantos días.

Amén del número de migrantes que la compone, la caravana se distingue por la atención mediática que ha recibido. Los reflectores han servido para dar visibilidad a los graves conflictos que se viven en países centroamericanos. Parafraseando a Robles Maloof, se trata de una emergencia humanitaria. El siguiente paso para los mexicanos es canalizar esta consciencia en acción, con la solidaridad que nos caracteriza y la excelente respuesta que somos capaces de dar en situaciones de emergencia.


¹ Dadas las características inherentes al fenómeno migratorio, resulta sumamente complicado obtener datos fidedignos de los migrantes que habitualmente pasan por territorio mexicano rumbo a los Estados Unidos con la intención de cruzar como indocumentados.

Advertisements

Author: estilógrafa

Soy la hija fruto de una noche de romance entre el Mar y la Luna. De mi padre heredé la pasión y la intensidad, y de mi madre lo polifacético.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s