Fénix

¿Ves mi caída?

Pudiste tirarme,

pero nunca derrumbarás

a esta guerrera.

El tropiezo

no es más una batalla

que en el balance final

no quedará.

Infligiste la herida

más profunda posible

y esa alma de niña

se recuperó.

De las trizas caídas

construí un par de alas

que hoy surcan universos

donde no llegarás.

Advertisements