Nostalgia

El camión de helados de mi pueblo

es camioneta destartalada

que avanza y resopla

en empedrado.

Sabe a travesura,

a añoranza

y a ese primer beso que me diste

cuando nadie veía.